La «alergia alimentaria» es una reacción adversa o respuesta inapropiada del sistema inmunológico de una persona ante un alimento o componente de un alimento (alérgeno).
El organismo considera el alérgeno un cuerpo extraño y como mecanismo de defensa, produce un anticuerpo que al unirse con el alérgeno desencadena las reacciones alérgicas. La mayoría de las alergias alimentarias se producen principalmente por ingestión del alimento, pero también pueden producirse por contacto o inhalación del alimento o vapores de cocción

La «intolerancia a los alimentos» es la reacción adversa al alimento generada por el propio metabolismo, sin participación del sistema inmune.
Por ejemplo, la intolerancia a la lactosa, que consiste en la imposibilidad de digerir correctamente la lactosa (azúcar de la leche).

¿Cuántas personas son alérgicas e intolerantes a los alimentos?

La alergia a los alimentos es un problema de salud importante porque se ha duplicado el número de diagnósticos en poco más de una década.

De acuerdo a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), se estima que la alergia alimentaria afectaba al 1-3% de la población adulta europea, y al 4-6% de los niños.

En el caso de España, la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SAES), constata que la alergia a los alimentos se ha duplicado en poco más de 10 años, pasando de un 3,6% a un 7,4% en la población general. Hoy en día, afecta al 8% de niños menores de 4 años, aunque es una situación transitoria, y con la edad aumenta la tolerancia hacia dichos alimentos, y en mayores de 10 años, se reduce al 2%.

Y, en el caso de la Comunidad Autonómica de Euskadi (CAPV), la prevalencia de alergias alimentarias es del 6,3% en la población general, y de un 5% en la población infantil por debajo de la media española.

Respecto a las intolerancias a los alimentos, la intolerancia a la lactosa afecta, aproximadamente, al 10% de la población y la intolerancia al gluten de los cereales al 1% de la población general.

¿Cuáles son los síntomas de una reacción alérgica?

A medida que progresa la batalla entre los alérgenos (alimentos) y los anticuerpos, los síntomas van apareciendo en el cuerpo.

  • Síntomas leves: la manifestación más frecuente es el síndrome de alergia oral (picor en boca y garganta) con o sin erupción leve alrededor de la boca. Otros síntomas son cutáneos del tipo urticaria y angiodema (picor, sarpullido, eczema, hinchazón de labios, párpados, manos).
  • Síntomas graves: digestivos (nauseas, vómitos, diarrea, calambres estomacales), respiratorios asociados a cutáneos (estornudos, rinitis aguda con mucosidad con o sin conjuntivitis y raramente asma).
  • Síntomas muy graves y poco frecuente: Anafilaxia como reacción alérgica grave, de instauración rápida y potencialmente mortal que afecta a dos o más órganos o sistemas.Suele manifestarse con síntomas cutáneos como urticaria y angioedema, junto con la afectación de otros sistemas como el respiratorio, digestivo o cardiovascular.Shock anafiláctico: manifestación muy grave de anafilaxia que produce descenso brusco de la tensión arterial.

¿Cómo sé que estoy sufriendo una alergia?

Las reacciones alérgicas suelen producirse entre pocos minutos y una hora después de haber ingerido el alimento. Los síntomas que se manifiestan y su gravedad dependen de la cantidad de alérgeno ingerido y de la sensibilidad de la persona alérgica, y pueden durar horas, días o semanas.

Las personas que presentan los síntomas leves o graves descritos anteriormente deben acudir inmediatamente al médico que, tras administrar la medicación oportuna les remitirá a un médico alergólogo, quien intentará confirmar la sospecha mediante una historia clínica, una pruebas cutáneas, y unos análisis especiales de sangre para medir el anticuerpo con el fin de determinar el alérgenos (alimento o componente del alimento) al que se es alérgico.

En el caso de pacientes que han sufrido un cuadro de anafilaxia la visita a un servicio de Urgencias debe ser inmediata porque la atención médica es urgente y vital.

Si soy alérgico ¿Cuál es el tratamiento?

Si se diagnostica una alergia alimentaria, el único tratamiento probado y eficaz es no ingerir, tocar o inhalar el alérgeno, es decir, la eliminación estricta del alimento implicado.

Debido a que no existen medicamentos (los antihistamínicos o corticoides tratan los síntomas en el caso de producirse una reacción alérgica, pero no curan la afección) ni vacunas disponibles contra las alergias alimentarias, se prescriben dietas de eliminación.

Si soy alérgico o intolerante ¿Qué pautas tengo que seguir?

Consejos en el cocinado: ¿Cómo cocinar y preparar los alimentos?

  • Elimina totalmente el alérgeno de la dieta, tanto el alimento en sí como los distintos productos que lo puedan llevar como ingrediente.
  • Cocina primero la comida del alérgico para evitar contaminaciones y contactos con otros alimentos.
  • Límpiate bien las manos.
  • Higieniza todas las superficies de trabajo, y limpia los utensilios de cocina antes de su uso (mejor si son exclusivos para el alérgico): cuchillos, tablas, batidoras, paños de cocina, sartenes, etc
  • No uses el aceite que se ha utilizado para freír otros alimentos que puedan contener el alimento o ingrediente al que se es alérgico o intolerante.
  • Almacena herméticamente y etiqueta los alimentos especiales en la nevera y en los armarios para no provocar contaminación cruzada.
  • Ponte guantes de vinilo en el caso de que cocines y seas alérgico al contacto de algunos alimentos (ej. marisco).

Consejos fuera de casa:¿Cómo me pueden ayudar a elegir mi comida?

En la Unión Europea el 70% de los casos de alergias e intolerancias alimentarias se producen fuera del hogar, por lo que es recomendable.

  • Lleva el certificado médico y la medicación necesaria en caso de reacción alérgica (broncodilatadores, antihistamínicos,.)
  • Lleva el listado de los alérgenos a los que se es alérgico/intolerante y los alimentos que los contienen (y en inglés, si se va al extranjero).
  • Infórmate previamente si hay menús especiales cuando comas fuera de casa, (restaurantes, comida catering de avión, barco, tren, etc)
  • Explica bien a los camareros y cocineros de los alimentos y productos elaborados con ellos a los que eres alérgico/ para evitar su inclusión en los menús.
  • Evita consumir alimentos que se desconozca su composición.
  • Lleva encima algún alimento seguro para su consumo.

Consejos en el colegio e instituto ¿qué tengo que decir en mi instituto? Y ¿en el comedor?

  • Aporta el certificado médico a la dirección, al profesorado y al comedor escolar si se comiera en el colegio/instituto.
  • Lleva el listado de los alérgenos a los que se es alérgico/intolerante.
  • Evita consumir alimentos que se desconozca su composición.
  • El colegio debe tener medicación disponible para tratar una reacción alérgica.
  • Explica bien a los profesores y a tus compañeros la alergia o intolerancia para evitar consumir cualquier alimento al que se es alérgico o intolerante en eventos celebrados en el colegio/instituto (cumpleaños, Olentzero, carnavales, fiesta del colegio o fiesta fin de curso, etc).
  • Los profesores deben informar a los compañeros sobre los alumnos alérgicos o intolerantes para crear un clima de solidaridad y evitar que se sienta diferente, no separarles en el comedor.
  • El comedor debe seguir el protocolo de actuación para la elaboración de menús especiales en comedores escolares.
  • Los cuidadores y auxiliares del comedor deben estar bien informados y sensibilizados, de forma que vigilen que el alumno no coma alimentos de los que desconoce su composición, por ejemplo, cuando los compañeros le ofrecen sin darse cuenta.

¿Dónde puedo encontrar más información?

Documentos de referencia:

Tríptico Alergias:

Webs de interés:

Fecha de creación: 19-12-2012

Fecha de actualización: 20-12-2019