¿Cuál es mejor, los de cristal o los de plástico?

Todo depende del uso que se les vaya a dar. Los tuppers de plástico son más ligeros y fáciles de manejar, pero tienen sus limitaciones (rango de temperaturas de uso, etc…). Los de cristal son más pesados e incomodos, pero aguantan bien las temperaturas de calentamiento y congelación.

¿Son seguros?

Tanto los de cristal como los de plástico son seguros, siempre y cuando se usen de manera adecuada. Hay muchos tipos de tuppers en función del uso que se les vaya a dar, y ese uso viene especificado por el fabricante mediante el etiquetado o los iconos impresos en el mismo tupper.

¿Cómo sé que usos puedo darles?

Todo viene especificado en el etiquetado del producto o impreso en su superficie mediante los siguientes iconos:

«El tenedor y la copa» significa que nos encontramos ante un recipiente apto «para contacto con alimentos». Pero no todos los que son aptos, pueden servir para calentar comida en microondas. En algunos casos no aparece este símbolo, ya que NO es obligatorio cuando no haya dudas sobre su uso (aunque muchos lo incluyen).


«Apto para uso en Microondas» (tiene multitud de formatos), indica que podemos utilizar este tupper en el microondas, siempre bajo las instrucciones del fabricante. Ojo! Puede que no sea apto para congelación.


«Apto para usarlo en congelador» , indica exclusivamente que podemos meter el tupper en el congelador. Pero, si así no lo indica, no podemos utilizarlo en microondas.


«Rango de temperatura de uso» , indica a que temperaturas podemos utilizarlo. Algunas veces viene en ºC y en ºF (primera imagen), que indica que se puede calentar hasta los 120ºC. En la segunda imagen, se muestra que el tupper aguanta desde -40ºC hasta los 100ºC (rango de temperatura).


«Tipo de plástico utilizado» , indica cuál es el material utilizado en la elaboración del tupper (lo explicamos más bajo).


«Apto para lavado en lavavajillas» no todos los tuppers aguantan temperaturas tales como para poder ser lavados en lavavajillas, por lo que sólo se podrán limpiar aquellos que tengan este icono. Si no lo pone, habrá que lavarlos a mano, evitando rayarlos y sin utilizar estropajos agresivos con el material.

NOTA: podéis encontrar iconos diferentes a los descritos arriba, ya que no hay un formato establecido legalmente. Los símbolos han de ser lo más intuitivos que sea posible para la persona consumidora.

Tipos de plástico para uso alimentario en general

Un triángulo con tres flechas sucesivas rodeando un número del 1 al 7, conocido como triángulo de Möbius, símbolo universal del reciclaje, simboliza e identifica el material con el que está elaborado el envase.

  • Número 1: PET o PETE (polietileno tereftalato) es uno de los plásticos que más se usa para envases de alimentos.
  • Número 2: HDPE (polietileno de alta densidad): se usa sobre todo en envases de leche, zumos, yogur o agua.
  • Número 4: LDPE (polietileno de baja densidad): este plástico duro y se emplea para la fabricación de botellas.
  • Número 5: PP (polipropileno): este tipo de plástico permite almacenar alimentos calientes. Los Tuppers suelen ser de este material.

  • Número 6: PS (poliestireno): se utiliza sobre todo para la fabricación de platos y vasos y bandejas para carne.

¿Cuáles son los errores más habituales al utilizarlos?

  1. No hacer caso de las condiciones de uso. Recordad que todos los tuppers tienen características diferentes en función de sus componentes plásticos. Los rangos de temperatura de uso varían y no todos se pueden calentar ni congelar o lavar en el lavavajillas.
  2. Utilizar cualquier tupper para calentar alimentos en microondas. Si no está especificado en las instrucciones o mediante los iconos, no se puede hacer. Utiliza un plato para calentar la comida en el microondas si no tienes claro si se puede utilizar o no.
  3. Calentar los alimentos en el tupper con la tapa cerrada. Podrías llevarte un susto cuando lo abras con salpicaduras o vapores que podrían producir quemaduras.
  4. Utilizarlos eternamente. Si ves que han ido perdiendo la transparencia o que les han salido manchas blancas, debes renovarlos.
  5. Lavarlos en el lavavajillas (si no está indicado). Si no pone que se puede hacer, es porque no se puede. Normalmente los de cristal no tienen ese problema y se pueden limpiar meter en el lavavajillas (es una de sus principales ventajas)
  6. Comer directamente desde un tupper de plástico con cuchillos y tenedores metálicos. Los arañazos hacen que el plástico se degrade más rápido.
  7. Utilizar el envase original del alimento para calentar los alimentos, salvo que el fabricante así lo exprese. Una cosa es que un recipiente sea “Apto para Uso Alimentario” y otra cosa es que se pueda meter en el microondas. Algunos plásticos pueden fundirse con el calor y pueden provocar derrames y/o quemaduras.

ADVERTENCIA COMIDA “Take Away”

Los recipientes de comida para llevar no suelen ser aptos para uso en microondas (salvo que lleven el icono de «Apto para microondas»), por lo que es recomendable utilizar un recipiente adecuado para recalentar esa comida.

¿Cuándo debo renovarlos?

En el caso de los tuppers de plástico, si aparecen manchas o grietas, habría que desecharlos. Hay algunos tuppers que no están diseñados para ser utilizados en microondas y no aguantan temperaturas altas, sobre todo las producidas por alimentos que tengan grasas o aceites y azucares.

¿Qué problemas pueden surgir si no los utilizamos bien?

El uso incorrecto de estos recipientes puede ponernos en contacto con diferentes compuestos químicos nocivos.

Si seguimos los usos especificados por el fabricante evitamos un fenómeno que se denomina «Migración». Las migraciones ocurren sólo si se hace un uso inadecuado y los materiales inertes que han sido utilizados en la elaboración del plástico pasan a la comida que estamos calentando. Cuanto más nos saltemos estas recomendaciones más nos expondremos a estos componentes que pueden acarrear problemas de salud.

Por este motivo, no se puede utilizar cualquier material para hacer tuppers. Existe una legislación estricta que protege a la persona consumidora (ver apartado de “enlaces de interés”)

RECORDAD! Si se utilizan bien, no hay ningún problema

Enlaces de Interés