Los cambios en los hábitos de vida de la sociedad hacen que sea difícil seguir una dieta saludable recomendada, provocando enfermedades relacionadas con desajustes alimentarios. Esto ha provocado que muchos consumidores se interesen por productos, entre los que se encuentran los alimentos funcionales, que le ayuden a equilibrar su dieta.

¿Qué son los alimentos funcionales?

No existe una definición armonizada para este tipo de productos en la Unión Europea, pero una de las más aceptadas los define como «productos que, manteniendo las características organolépticas de los tradicionales y consumidos dentro de una dieta variada y equilibrada, además de satisfacer las necesidades nutricionales básicas, han demostrado científicamente que pueden proporcionar beneficios para la salud o reducir el riesgo de sufrir enfermedades».

Tipos de alimentos funcionales

Alimentos enriquecidos

Son aquellos que cuentan con algún nutriente añadido que, supuestamente, puede tener efectos saludables sobre el organismo, como son minerales, vitaminas, antioxidantes, ácidos grasos, fibra, …

Se pueden distinguir tres tipos de enriquecimiento:

  • Restauración: Se añaden los nutrientes que se han perdido durante el proceso de elaboración de un alimento. (por ejemplo, leche desnatada a la que se reincorporan vitaminas liposolubles, que estaban en la grasa).
  • Fortificación: Cuando se añaden uno o más nutrientes a los alimentos, tanto si los contienen o no de forma natural. De esta manera el alimento se convierte en una fuente importante en ese nutriente. (por ejemplo, añadir yodo a la sal).
  • Estandarización: Cuando se añaden nutrientes para compensar variaciones en el nivel de algunos de ellos. Este proceso se emplea en productos que reemplazan a otros: por ejemplo, hamburguesas vegetales a las que se añade vitamina B12 (presente exclusivamente en productos de origen animal).

Alimentos funcionales de acción concreta

Son aquellos diseñados para generar un efecto muy específico, como puede ser dieta para diabéticos, disminución de la hipertensión…

Alimentos probióticos

Son aquellos alimentos que contienen probióticos, que según la Organización Mundial de la Salud son «organismos vivos que ingeridos a dosis definidas ejercen efectos beneficiosos para la salud».

Los probióticos están especialmente introducidos en el sector de los productos lácteos fermentados, aunque su uso se está extendiendo a otros sectores (productos cárnicos fermentados, zumos y otros alimentos de origen vegetal), pudiendo encontrarse también en forma liofilizada y/o encapsulados.

Los efectos beneficiosos del uso de probióticos probados en estudios humanos son muy numerosos: mejora de la intolerancia a la lactosa, modulación del sistema inmunitario, reducción de la hipercolesterolemia y la hipertensión, y protección frente a enfermedades infecciosas, inflamatorias, alérgicas y tumorales.

Alimentos prebióticos

Los prebióticos se definen como «ingredientes no digeribles que afectan beneficiosamente a la salud debido a que estimulan selectivamente el crecimiento y/o la actividad de una o un número limitado de bacterias en el colon».

Actualmente, los prebióticos se utilizan en la elaboración de alimentos funcionales no sólo como ingredientes para estimular el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas, especialmente prebióticas, sino también por las importantes propiedades tecnológicas que presentan. Así, se utilizan en la elaboración de diferentes alimentos, como yogures, postres, bebidas, pan, rellenos, productos dietéticos, pasteles y galletas, azúcar de confitería, sopas y salsas y alimentos infantiles.

¿Qué alimentos funcionales existen actualmente en el mercado?

ALIMENTO FUNCIONALCOMPONENTE FUNCIONALPOSIBLES EFECTOS EN LA SALUD
LECHES ENRIQUECIDAScon Ácidos Grasos omega-3 (EPA y DHA)Contribuyen a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, el riesgo de ciertos tipos de cáncer y mejoran el desarrollo del tejido nervioso y las funciones visuales. Pueden reducir los procesos inflamatorios.
con Ácido OleicoAyudan a reducir la concentración de colesterol en sangre y el riesgo de enfermedad cardiovascular.
con Ácido FólicoPueden disminuir malformaciones en el tubo neural y ayudan a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.
con CalcioAyudan al desarrollo de huesos y dientes. Intervienen en la transmisión nerviosa y los movimientos musculares. Pueden prevenir la osteoporosis.
con Vitaminas A y DFavorecen la función visual y la absorción de calcio, respectivamente.
con Fósforo y CincAyudan al desarrollo de los huesos y mejoran el sistema inmunológico.
LECHES INFANTILES DE INICIACIÓN Y CONTINUACIÓNcon Ácidos GrasosAyudan a mejorar el desarrollo de los niños de 0 a 3 años.
con Vitaminas y MineralesEstos alimentos pueden tomarse cuando la lactancia materna no es posible.
YOGURES ENRIQUECIDOScon CalcioAyudan al desarrollo de huesos y dientes. Intervienen en la transmisión nerviosa y los movimientos musculares. Pueden prevenir la osteoporosis.
con Vitaminas A y DFavorecen la función visual y la absorción de calcio, respectivamente.
LECHES FERMENTADAScon Ácidos Grasos Omega-3 (EPA y DHA) y Ácido OleicoContribuyen a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, el riesgo de ciertos tipos de cáncer y mejoran el desarrollo del tejido nervioso y las funciones visuales. Pueden reducir los procesos inflamatorios.
con Bacterias Probióticas específicasFavorecen el funcionamiento del sistema gastrointestinal y reducen la incidencia y la duración de la diarreas. Mejoran la calidad de la microflora intestinal.
ZUMOS ENRIQUECIDOScon Vitaminas y MineralesVitaminas A y D: favorecen la función visual y la absorción de calcio, respectivamente. Calcio: ayudan al desarrollo de huesos y dientes. Intervienen en la transmisión nerviosa y los movimientos musculares. Pueden prevenir la osteoporosis. Hierro: facilitan el transporte de oxígeno en la sangre. Pueden prevenir la aparición de anemias.
CEREALES FORTIFICADOScon Fibra y MineralesFibra: ayuda a reducir el riesgo de cáncer de colon. Mejora la calidad de la microflora intestinal. Hierro: facilita el transporte de oxígeno en la sangre. Pueden prevenir la aparición de anemias.
PAN ENRIQUECIDOcon Ácido FólicoPueden disminuir malformaciones en el tubo neural y ayudan a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.
HUEVOS ENRIQUECIDOScon Ácidos Omega-3Pueden reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular
MARGARINAS ENRIQUECIDAScon FitosterolesAyudan a disminuir la concentración de colesterol en sangre y el riesgo de enfermedad cardiovascular.
SAL YODADAcon YodoEl yodo facilita la fabricación de hormonas tiroideas, imprescindibles para un desarrollo físico y psíquico normal y evitar disfunciones tiroideas.

 

¿Cómo se regulan?

Las condiciones de higiene y seguridad de los alimentos funcionales están reguladas igual que cualquier otro alimento. En el caso de los nuevos alimentos, además tienen normativa específica.

Además, tanto la legislación española como la europea contemplan que cuando se realicen afirmaciones relativas a que un producto esté enriquecido con algún nutriente determinado, el envase debe contener obligatoriamente el etiquetado nutricional, indicando el aporte real del producto en ese componente.

Fecha de creación: 14-06-2011

Fecha de actualización: 27-08-2018