Los aditivos alimentarios son sustancias que se añaden a los alimentos con un propósito tecnológico, con el fin de mejorar

  • sus características organolépticas (aspecto, olor, color, sabor)
  • su proceso de elaboración
  • su conservación

convirtiéndose en un ingrediente del alimento.

Se prohíbe el uso de aditivos:

  • siempre que exista la posibilidad de lograr los mismos efectos por otros métodos
  • si puede engañar al consumidor
  • por enmascarar la verdadera calidad de los alimentos
  • si disminuye el valor nutritivo del producto alimenticio

¿SON SEGUROS?: EVALUACIÓN Y AUTORIZACIÓN

La utilización de aditivos alimentarios está estrictamente regulada. Para obtener su autorización se requiere de una evaluación previa por parte de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), la cual está sujeta a tres condiciones:

Chopez

Los aditivos alimentarios que se autorizan se incluyen en una lista positiva de aditivos autorizados, y son asignados con un código de identificación, el número E, que indica que está autorizado por la UE.

Todos los aditivos alimentarios se encuentran en constante evaluación para confirmar su seguridad lo cual supone:

LOS ADITIVOS EN LA ETIQUETA DEL ALIMENTO

Al convertirse en ingredientes del alimento, deben figurar en la lista de ingredientes indicando la función que desempeñan en el mismo.

Pueden estar indicados bien con su nombre o bien con su número E, el cual consta de la letra E seguida de 3 o 4 dígitos:

El primer dígito indica la clase funcional a la cual pertenece el aditivo:

    • E-1XX: colorantes
    • E-2XX: conservantes
    • E-3XX: antioxidantes
    • E-4XX: estabilizantes, emulgentes, espesantes, gelificantes y emulsionantes
    • E-5XX: acidulantes, correctores de la acidez, antiaglomerantes
    • E-6XX: potenciadores del sabor
    • E-9XX: edulcorantes, varios

El segundo dígito hace referencia a la familia del aditivo (en el caso de los colorantes indica el color, en el de los antioxidantes el grupo químico al que pertenecen, …).

El resto de los dígitos se refieren a la especie en concreto y sirve para identificar la sustancia.

 

CLASIFICACIÓN DE LOS ADITIVOS ALIMENTARIOS

Existen 27 clases diferentes de aditivos en función de sus funciones tecnológicas:

ALIMENTOS EN LOS QUE NO SE PERMITE LA PRESENCIA DE ADITIVOS

  • Alimentos no elaborados
  •  Miel
  • Aceites y grasas no emulsionados de origen animal o vegetal
  • Mantequilla
  • Leche pasteurizada y esterilizada sin aromatizar (incluida la UHD y nata normal pasteurizada sin aromatizar (excepto la nata con bajo contenido en grasa)
  • Productos lácteos fermentados sin aromatizar no tratados térmicamente tras la fermentación
  • Suero de mantequilla sin aromatizar (excepto el suero de mantequilla esterilizado)
  • Agua mineral natural
  • Café
  • Té en hojas sin aromatizar
  • Azúcares
  • Pasta seca, salvo la pasta sin gluten o la destinada a dietas hipoprotéicas