Las reacciones alérgicas suelen producirse entre pocos minutos y una hora después de haber ingerido el alimento. Los síntomas que se manifiestan y su gravedad dependen de la cantidad de alérgeno ingerido y de la sensibilidad de la persona alérgica, y pueden durar horas, días o semanas.

Las personas que presentan los síntomas leves o graves descritos anteriormente deben acudir inmediatamente al médico que, tras administrar la medicación oportuna les remitirá a un médico alergólogo, quien intentará confirmar la sospecha mediante una historia clínica, una pruebas cutáneas, y unos análisis especiales de sangre para medir el anticuerpo con el fin de determinar el alérgenos (alimento o componente del alimento) al que se es alérgico.

En el caso de pacientes que han sufrido un cuadro de anafilaxia la visita a un servicio de Urgencias debe ser inmediata porque la atención médica es urgente y vital.

Fecha de creación: 06-09-2012

Fecha de actualización: 11-07-2019